Estimulación cognitiva, una clave para mantenernos activos

Jul 5
El deterioro cognitivo es una preocupación cada vez más presente. Con la edad, nos volvemos más olvidadizos y comenzamos a fallar en pequeñas actividades del día a día.

Esto es porque el cerebro, al igual que el cuerpo, también refleja el paso de los años.
Una de las principales claves para fortalecer la salud cerebral y prevenir el riesgo de deterioro, es mantenernos activos cognitivamente. Y es que es cierto que las capacidades cognitivas tienen tendencia a deteriorarse a mayor edad. Por eso es importante entrenarlas.

Los ejercicios cognitivos buscan mejorar el bienestar y calidad de vida de las personas. No puede decirse que impiden el deterioro cognitivo per se, pero sí que favorecen su retraso y desempeño cotidiano. Combinan las tres categorías de bienestar: el bienestar físico, social y emocional.
Ejercitar nuestra mente implica estar abiertos a nuevos desafíos u oportunidades de aprendizaje que nos obligan a esforzarnos mentalmente, repercutiendo en el envejecimiento neuronal y compensando los efectos que pueden causar enfermedades como el Alzheimer.

¿Cuáles son las capacidades a ejercitar para mantener la mente activa?

Las funciones cognitivas son un conjunto de procesos que nos permiten tener un papel activo en la realización de tareas de la vida diaria y desenvolvernos en el mundo que nos rodea.

  1.  Memoria: capacidad de almacenar y recuperar información de forma efectiva.
  2. Orientación: nos permite situarnos en nuestra vida y en el contexto en el que nos encontramos en determinado momento.
  3. Atención: capacidad para activar el proceso de captar información.
  4. Lenguaje: nos permite comunicarnos y expresarnos.
  5. Funciones ejecutivas: actividades mentales para planificar, organizar, evaluar nuestro comportamiento para adaptarnos al entorno y alcanzar metas.

¿Qué actividades debemos realizar para entrenar nuestra mente?

No hay una actividad en particular que sea mejor que otras. Y el formato es infinito: hay ejercicios en papel, actividades en línea, talleres, cursos, presenciales, a distancia… ¡Las posibilidades son amplias!

Ejercicios cognitivos combinados

Escoger ejercicios que entrenen las distintas capacidades cognitivas. Es decir, que combinen varias habilidades, como la memoria, atención, percepción, cálculo, funciones ejecutivas, ya que las mismas funcionan en conjunto.

Elementos a tener en cuenta para ejercitar nuestra mente

El factor motivación

Apuntarnos en actividades que nos motivan, pero que nos llevan más allá de nuestra zona de confort es fundamental. El aburrimiento puede llevarnos a desistir de la práctica. Si las actividades cognitivas son de nuestro interés o nos resultan novedosas, pueden convertirse en grandes estimulantes para mantenernos activos.

El ajedrez, la meditación guiada o el aprendizaje de un idioma, por ejemplo, pueden combinar prácticas beneficiosas para nuestra salud cognitiva y el bienestar en sus tres categorías (físico, social y emocional). Sin dudas, el factor motivación es imprescindible para que el aprendizaje se convierta en un hábito saludable.
Drag to resize
El aprendizaje no ocupa lugar
Si tenemos esa curiosidad y disposición por adquirir un nuevo aprendizaje, no hay excusas para no comenzar. Desafiarnos a nosotros mismos a descubrir algo nuevo, favorecerá toda nuestra actividad cognitiva. Realiza este Test Cognitivo para autoevaluarte.

¿Por qué no emprender el aprendizaje de un nuevo idioma? ¿O una disciplina nueva? Lo importante es identificar qué nos motiva.
En la actualidad, existen combinaciones de entretenimiento y salud que nos permiten aprender cosas nuevas a la vez que ejercitamos la mente, como lo son los juegos o cursos recreativos de memoria en línea.
El aprendizaje es una forma de abrir nuestra mente, estar dispuestos a adquirir nuevos conocimientos sin prejuicios y a contar con más herramientas para nuestro día a día, mejorando nuestra autoestima, emociones y calidad de vida.
Drag to resize
Variar en la rutina.

Puede que nos parezca que nuestra rutina hace de nuestros días un lugar cómodo y seguro, pero ¿no se nos pasan los días como instantes?
El conocido psicólogo William James propone que los días parecen pasar rápido a medida que crecemos, porque vivimos cada vez menos eventos memorables. El efecto “por primera vez” va siendo cada vez menos frecuente. ¡Esto no tiene por qué ser así! Cada día es una oportunidad para crear un nuevo acontecimiento.
Desviarnos de nuestra rutina nos permite crear nuevas conexiones cognitivo neuronales. Por ejemplo, organizar la disposición de nuestro hogar o elegir un camino distinto al habitual para llegar a cierto lugar. Son pequeños acontecimientos que marcan nuestros días, nos hacen sentir mejor y realizados.
Drag to resize

¿Crees que estás creando hábitos para mantener un cerebro activo?

Un adecuado nivel de actividad y funcionamiento de las capacidades cognitivas es fundamental para nuestro bienestar. Existen test cognitivos que nos permiten evaluar nuestra salud cerebral.
Sea cual sea nuestra condición, es importante estimular nuestra mente, con la fórmula: variedad y diversidad, sin olvidar que la clave que reúne todas estas prácticas son los hábitos saludables y el estilo de vida.
Created with