6 hábitos saludables para la prevención del Alzheimer

Jun 28
Drag to resize
Con poca o mucha frecuencia, desafortunadamente todos hemos escuchado acerca del Alzheimer. Padecerlo o que algún ser querido lo padezca, puede ser una de las situaciones más difíciles de atravesar en la vida.
Cada 3 segundos, alguien en el mundo desarrolla Alzheimer. Según cifras de la OMS, actualmente hay 50 millones de personas con algún tipo de demencia.

En esta enfermedad, se produce una degeneración en áreas cerebrales que intervienen en el aprendizaje, la memoria y las emociones. El avance del Alzheimer a partir de los 60 años es lento, casi impredecible y silencioso.
Drag to resize

¿Puede curarse el Alzheimer?

Hoy en día no se conoce la causa que origina esta enfermedad ni hay tratamientos que puedan curar o frenar el Alzheimer.
 Sin embargo, distintas investigaciones identificaron acciones de prevención que reducen el riesgo de padecer la enfermedad.
Drag to resize

Cómo prevenir el desarrollo del Alzheimer de forma natural

A continuación te presentamos algunas actividades que podemos incluir y variar en nuestra rutina diaria para mantener nuestra mente activa y prevenir el riesgo de desarrollar patologías como el Alzheimer.
La clave y premisa en cualquier acción que decidamos emprender es hacerlo con motivación y confianza en nosotros mismos para avanzar. ¡Debemos animarnos!
Drag to resize

1. El entrenamiento cognitivo en nuestra vida cotidiana

El cerebro es un músculo más, ¡debemos ejercitarlo! Podemos apuntarnos a rutinas en línea entrenamiento cognitivo e intelectual que previene el desarrollo avanzado de la enfermedad de Alzheimer o realizar cursos de nuevos aprendizajes. 
En Roble Academy puedes encontrar entrenamientos cognitivos, un mini curso de memoria y muchos cursos más

2. Realizar actividad física de forma habitual

Está demostrado que el ejercicio físico está relacionado a la disminución del riesgo de padecer Alzheimer y otras clases de demencia.

Podemos de manera regular sin movernos de casa, incluso hay disciplinas suaves que podemos hacer, como los
ejercicios hipopresivos, Cuerpo y Mente y Preparación Física.

Además, muchas actividades del día a día, suman minutos de actividad física: como el aseo, las compras en el mercado, etc.

3. Alimentarnos de manera saludable

Esto mejora el funcionamiento del cerebro, nos lleva a mantener un peso saludable y nos permite obtener los nutrientes necesarios para nuestro desempeño diario.

Es importante en este punto recordar un hábito muy importante: la hidratación. Mantenernos hidratados con 2 litros de agua diarios ya sea en vasos de agua o infusiones.

4. Controlar los factores de riesgo cardiovascular

“Lo que es bueno para el corazón, es bueno para el cerebro”.
Avances en la investigación sobre el Alzheimer evidencian la relación de la enfermedad con los factores de riesgo cardiovascular, como la diabetes, tabaquismo, hipertensión, colesterol, obesidad.
Esto implica no sólo que le demos el seguimiento médico indicado a estos factores, sino que nos deben concientizar sobre la necesidad de adquirir hábitos saludables y evitar los excesos para mantenernos saludables física y mentalmente.

5. Plantearnos retos a nosotros mismos

Es importante realizar actividades que nos gusten, pero no sólo aquellas que nos resulten más cómodas. Desafiarnos a aprender nuevas cosas, resolver enigmas o superar cursos o talleres, mantendrá nuestro cerebro activo.

6. Mantener activas las relaciones sociales

Nuestras relaciones nos permiten mantener activo nuestro cerebro. Es importante, además de relacionarse y pasar tiempo con personas que ya conocemos, avanzar y conocer gente nueva.

Hay numerosas actividades que nos permiten conocer gente nueva como los paseos turísticos, talleres, voluntariados, organizaciones, redes sociales. Las relaciones nos aportan grandes beneficios cognitivos e influyen positivamente en nuestro bienestar.
Drag to resize
Estas acciones nos permitirán mejorar y prevenir el deterioro de nuestra calidad de vida.
Con el día a día, pueden convertirse en hábitos saludables que nos permitan vivir mejor y disfrutar de tiempo de calidad con nuestros seres queridos.
Debemos, sin temor, ejercer acciones para controlar los factores de riesgo que sí están en nuestras manos. Ello sin duda, además de prevenir el riesgo de desarrollar Alzheimer, nos brindará una mejor calidad de vida. Porque no se trata de vivir más, sino de vivir mejor y disfrutar de cada momento en bienestar.
Created with